La tasa “Robin Hood”

Llevaba ya unos cuantos días sin plantearme ninguna pregunta abierta y sin encontrar esas respuestas que busco en el viento (o en algún otro sitio). Mi cabeza anda dispersa con cosas tan variopintas como los Planes de Mejora, la Evaluación de Diagnóstico, las Competencias Básicas aplicadas a mi forma de enseñar, el trabajo cooperativo de mis alumn@s (si es que alguna vez lo hacen…), la educación emocional (así a lo bruto) y la utilidad de los libros de texto en el aula (de esto ya charlaremos otro día…)

Pero hoy, más que preguntar, me gustaría proponer ( o más bien compartir) una reflexión. He podido ver esta misma tarde, en las Noticias de la 2 (grande Mara Torres y su forma de contar las cosas) una curiosa iniciativa que me gustaría compartir con vosotros (aunque no sé si hay algún “nosotros” ahí fuera…). Se trata de una iniciativa solidaria llamada Tasa Robin Hood y que básicamente propone esto:

En todo el mundo, una idea que va ganando terreno: la de un impuesto aplicado a las transacciones que realizan las entidades financieras entre sí , que podría generar miles de millones de euros para combatir la pobreza dentro y fuera de Europa, y hacer frente a los efectos adversos del cambio climático.

Este impuesto ha recibido diferentes nombres según el país – “The Robin Hood Tax” en el Reino Unido, “Steuer gegen Armut” o “impuesto contra la pobreza” en Alemania, “Zerozerocinque” en Italia o “Tasa Robin Hood” en España – pero siempre siguiendo la misma idea: Una pequeña tasa que significará poco para las instituciones financieras pero un gran cambio para el resto del mundo.

¿Qué pedimos exactamente?

Que se aplique un impuesto del 0,05% a las transacciones financieras internacionales. Esta tasa permitiría recaudar 300.000 millones de euros anuales adicionales para combatir la pobreza, aquí y en todo el mundo. Robin Hood, el justiciero legendario, la apoyaría sin dudarlo.

¿Quién reclama este pequeño impuesto?

  • Líderes mundiales: Sarkozy y Angela Merkel, además de Zapatero, han mostrado su voluntad de defenderlo en los foros internacionales. Destacadas voces como Nancy Pelosi (portavoz del Senado de EEUU), el ex presidente de Brasil Lula y más de 350 economistas de prestigio internacional como Stiglitz, Krugman o Sachs, así como George Soros han firmado posiciones públicas a favor.
  • La sociedad civil: cientos de organizaciones de los cinco continentes estamos ya coordinándonos para lanzar un mensaje fuerte y unido: esta es una oportunidad única que no podemos dejar pasar. Ha llegado el momento de hacer que la Tasa Robin Hood sea una realidad. El G20 que este año se celebra en Francia debe lograr el consenso político que hasta ahora ha sido imposible de alcanzar.

Una tasa diminuta?

Según las estimaciones, un impuesto de alrededor del 0,05% solo en las transacciones financieras podría generar entre 150.000 y 520.000 millones de euros en todo el mundo. Activistas de Francia, Reino Unido, Alemania y otros países sugieren que los ingresos se destinen a:

  • Mejorar los servicios publicos y ayudar a los más tocados por la crisis económica actual
  • Reducir la pobreza en el mundo
  • Ayudar a los países más pobres poor countries to adapt to climate change.

En otras palabras, este impuesto podría ayudar a resolver la mayoría de los grandes problemas de nuestro mundo, sin que le cueste nada a los ciudadanos de a pie.


Ya veis… una petición bastante justa, ¿no os parece?

Hasta la próxima respuesta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s